Llega la Scarabeo 9.

Por Oscar Espinosa Chepe.
La plataforma semisumergible Scarabeo 9 llegó al norte de las costas cubanas el 19 de enero para comenzar rápidamente la perforación de pozos de exploración petrolera en aguas profundas de la Zona Económica Exclusiva de Cuba (ZEE) en el Golfo de México, según un acuerdo concertado por el gobierno con la compañía REPSOL, de mayoría española.Scabareo 9, una plataforma de última generación, fabricada en China y Singapur, cuenta con un alto aseguramiento para evitar derrames de petróleo, que en caso de suceder serían altamente perjudiciales para todos los países con costas en el citado Golfo, entre ellos Estados Unidos. Ante de llegar a Cuba, fue inspeccionada por una comisión de expertos norteamericanos que consideraron que la plataforma cumple los parámetros de seguridad.Indudablemente, el hecho de que REPSOL, una empresa de gran prestigio internacional, que ya realizó exploraciones en la ZEE durante 2004, haya decidido realizar una actividad con costos muy elevados, calculados en 600 000 dólares diarios, indica que es alta la probabilidad de encontrar petróleo y gas en cantidades económicamente ventajosas.

Estimaciones realizadas por expertos cubanos sugieren que en la zona existen reservas de 20 000 millones de barriles de petróleo, lo cual de comprobarse ubicaría Cuba entre los 15 países con mayores reservas del planeta. Sin embargo, el Servicio Geológico de Estados Unidos las calcula inferiores a los 5 000 millones de barriles. Aun cuando fuera esa última cifra el estimado más realista, constituye una cantidad apreciable que a los precios actuales de los combustibles brindaría a Cuba una riqueza elevada, cuando su economía transita por una situación sumamente desesperada.El hallazgo de ese petróleo permitiría liberar a Cuba de la fuerte dependencia respecto a Venezuela y de la incertidumbre existente sobre la permanencia de Hugo Chávez como presidente de ese país, causada por la salud del caprichoso caudillo y por los posibles resultados de las elecciones que se efectuarán en octubre próximo, en las cuales la oposición venezolana previsiblemente se presentará unida.Cuba produce actualmente 4,0 millones de toneladas de petróleo equivalente al año, con lo cual satisface aproximadamente el 50,0% de su consumo, y recibe de Venezuela diariamente 100 000 barriles, pero si se descubriera petróleo en su ZEE en las cantidades esperadas tendría saldos exportables importantes para ofertar, en combinación con los socios extranjeros, con un mercado importante a pocas millas. Esto podría constituir un factor económico de gran empuje para las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, con enormes beneficios para ambas partes. Incluso si se lograra la participación de las compañías norteamericanas en la prospección y explotación del petróleo en la ZEE, las ventajas serían aún mayores teniendo en cuenta que poseen la tecnología más avanzada y mucho interés porque no se produzcan derrames por las graves implicaciones para Estados Unidos. Por supuesto, esa eventual cooperación no excluiría la participación de otros socios con los cuales ya existen compromisos de exploración en la ZEE.Para Cuba el hallazgo de petróleo comercialmente explotable sería una bendición, cuando se hunde en la pobreza y el proceso de descapitalización material y humana se profundiza, según reflejan cifras oficiales. En 2010, la Formación Bruta de Capital Fijo (FBCF) no alcanzó el 9,0% del Producto Interno Bruto, reduciéndose en un 3,0% en comparación con 2009, de acuerdo con datos aportados por la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE). Esta información confirma que por la relación FBCF/PIB Cuba continúa siendo el país de peores resultados en América Latina y el Caribe. Al parecer 2011 fue aún peor, teniendo en cuenta los datos preliminares sobre las dificultades en la ejecución de las inversiones, ofrecidos por el Ministro de Economía y Planificación en la sesión de la Asamblea Nacional del Poder Popular a fines de diciembre pasado.La gravedad de la situación se aprecia a simple vista en el estado de las construcciones, con viviendas desplomándose por su mal estado, un atraso tecnológico extraordinario, sistemas de transportes que progresivamente se acercan a los existentes en el siglo XIX y el estado ruinoso de la infraestructura. Para hacer frente a este calamitoso escenario se requieren inmensos recursos financieros, pero el país carece de capacidad de ahorro interno. A esto se añade una situación peor de carácter humano, por una población con tendencia a continuar reduciéndose en términos absolutos, con proyección de niveles de envejecimiento (ciudadanos de 60 años o más) de alrededor del 18,0% del total de la población, que será el 35,0% en 2035, según estimados gubernamentales.Por supuesto, el hallazgo de recursos económicos sería una condición imprescindible, aunque no suficiente, para salir de la crisis y enrumbarse hacia el desarrollo. Paralelamente se necesita un cambio del modelo económico, político y social que ha conducido a la nación al desastre.

Fuente: Cubanet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: