No hay cambio para las Damas de Blanco mientras exista represión en Cuba.

Por José Hugo Fernández.
Además de haberse convertido en paradigma de lucha para la oposición pacífica en Cuba, las Damas de Blanco constituyen hoy un muy particular motivo de inspiración para todos los cubanos amantes de la libertad y del progreso.Ellas están haciendo historia. La transparencia y la nobleza de sus acciones, unidas a su admirable aplomo a la hora de enfrentar la brutalidad de las hordas represivas del régimen, han impuesto un estilo que sin duda renueva y dinamiza la lucha de nuestro movimiento opositor, como conjunto, al margen de individualidades.Si el régimen creyó que con la anulación de la líder Laura Pollán, conseguiría librarse del clavo en el zapato que para su prepotencia abusadora representan las Damas de Blanco, el chasco debe resultarles ya aplastante en los días que corren.Precisamente para conocer cómo le ha ido a esta organización, luego de la sensible pérdida de Laura. Y para procurar, además, un acercamiento a sus expectativas y proyecciones de hoy, Cubanet conversó con su actual líder, Berta Soler:
CUBANET: ¿En su nuevo rol como líder de las Damas de Blanco, considera que le hayan servido de escarmiento al régimen las tristes, trágicas y escandalosas ocurrencias que condujeron a la muerte de Laura?. ¿Se aprecian cambios favorables en su actitud de permanente asedio y agresividad contra ustedes?.
BS: No pienso que les hayan servido de escarmiento al régimen las escandalosas ocurrencias que condujeron a la muerte de Laura Pollán.

El gobierno actuó de forma sucia y sospechosa, dejando huellas. Con la presencia física de Laura Pollán, el gobierno cubano estaba siempre muy preocupado, porque Las Damas de Blanco jamás se amedrentaron. Ahora, en mi rol como líder, se sigue el mismo camino, con estrategias y fortaleciendo el reglamento y la disciplina, para que no pueda el régimen penetrarnos con mujeres preparadas para fraccionar o destruir a Las Damas de Blanco. Siempre he tenido vigilancia, no puedo decir que existen cambios favorables en cuanto a su actitud de asedio. Pero es algo que no me preocupa, porque actúo limpiamente y con mucha transparencia. La agresividad contra mí y el resto de las Damas de Blanco se mantiene, ya sea verbal o físicamente.
CUBANET: A usted y a Laura las igualan sus virtudes humanas y sus excepcionales valores como luchadoras cívicas, además de estar hermanadas por el cariño que se profesaban. Sin embargo, son obvias las diferencias entre sus respectivos caracteres. Sin pretender comparaciones contraproducentes, ¿cabría esperar que su impronta como mujer enérgica, impetuosa, radical marque un giro en las acciones, aun cuando no en la esencia, de este grupo que ahora encabeza?.
BS: Mis características son diferentes a las de Laura Pollán, por eso hicimos un binomio perfecto. Lo que le faltaba al carácter de Laura, lo tenía el mío, y lo que le faltaba al mío, lo tenía ella. Ahora seguimos combinando los caracteres de ambas, aun cuando Laura no esté presente físicamente, aunque en ocasiones actúa el mío solo. Y en nuestra organización no hay  giro con el cambio de líder. Las Damas de Blanco van a continuar como siempre han actuado, desde el 2003 hasta la fecha. El giro en nuestras acciones lo va condicionar la forma en que actúen las fuerzas represivas contra nosotras. Es más, las medidas que  se han ido tomando, como el reforzamiento del reglamento, o nombrar a todas  como Damas de Blanco, eso, entre otras cosas, Laura y yo lo habíamos hablado anteriormente.
CUBANET: ¿A partir de su ascenso al liderazgo de las Damas de Blanco se registran cambios en las relaciones del grupo -o en su diálogo de consejo y consulta- con la alta jerarquía de la Iglesia Católica?. ¿Es usted católica de comunión y confesión, como Laura?.
BS: No, Las Damas de Blanco no han registrado cambios en las relaciones del grupo con la alta jerarquía de la Iglesia Católica. Todo sigue igual, como si estuviera  Laura. Yo no soy católica de comunión pero si de confesión. Desde el año 2000, participo en las misas dominicales, en la parroquia de Santa Rita de Casia, para orar y pedir por la libertad de los presos políticos.
CUBANET: ¿Observa usted actualmente progresos en la lucha cívica contra la dictadura?. ¿Qué le falta por hacer a la oposición para alcanzar un mayor reconocimiento popular, aun por encima de los implacables controles del régimen?.
BS: Las Damas de Blanco hemos hecho lo que teníamos y lo que tenemos que hacer, al igual que otros grupos y movimientos políticos. Surgimos por el dolor que nos unía debido al arresto de nuestro seres queridos, sin importarnos las tendencias políticas, ni religiosas, lo que importaba era sólo la libertad de ellos. Ahora nos ampliamos más, convirtiéndonos en defensoras de los Derechos Humanos.  Si la lucha cívica contra la dictadura tiene progreso es porque el pueblo conoce y reconoce lo que hace la oposición interna en Cuba. Por ejemplo, las mujeres que protestaron recientemente frente al Capitolio de La Habana, otras que protestaron en la Plaza de Cuatro Caminos, y las que protestaron en el parque de la Fraternidad, recibieron el apoyo y el respaldo del pueblo habanero, sobre todo cuando fueron arrestadas por las fuerzas represivas. Si el régimen cubano cada día aumenta más sus efectivos represivos, y los prepara y los equipa más, eso se debe al accionar de la oposición.
CUBANET: ¿Qué opinión le merecen las feministas cubanas que por miedo o complicidad ante el régimen, no han sido capaces de expresar ni una sola palabra de denuncia, o una mínima petición de clemencia ante los abusos, las calumnias, el acoso, la violencia organizada que se perpetran contra las Damas de Blanco?.
BS: Durante más de 53 años el régimen cubano ha reprimido física y psicológicamente a la población, con métodos que incluyen hasta el control del empleo. La gente en Cuba tiene mucho miedo, y a esta situación no escapan las mujeres. Por tanto, como no albergo odios ni rencores contra nadie, para aquellas mujeres que por miedo o complicidad no expresan una sola palabra de denuncia ante los abusos, calumnias, acosos y contra la violencia organizada que se ejecuta contra Las Damas de Blanco, sólo me queda recomendarles que tomen conciencia y se incorporen  a la lucha por la libertad, la democracia y los Derechos Humanos en Cuba.
CUBANET: ¿Cree que algún día puedan ser esclarecidas las oscuras circunstancias en que Laura Pollán contrajo los virus que pusieron fin a su vida?.
BS: El Departamento de Seguridad del Estado conoce todo lo que pasó. Sostengo que Laura Pollán fue víctima de los planes represivos del régimen cubano. Y algún día la verdad saldrá a flote. Cuando Laura Pollán fue ingresada, manifestó: “Soy una Dama de Blanco y no voy a permitir que me manipulen”. Esta frase indica que al momento de su ingreso era coherente en la expresión. El aparatoso despliegue del Departamento de Seguridad  del  Estado, cuando murió Laura Pollán, en el hospital Calixto García, demuestra la responsabilidad del gobierno de Cuba y de sus fuerzas represivas. Sobran los elementos para que la verdad acerca de la muerte (por asesinato) de Laura Pollán salgan a la luz pública, y saldrán, cuando Cuba sea libre y democrática.

Fuente: Cubanet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: