Un ingreso en la casa: nueva forma de tratar el dengue en Santiago de Cuba.

Por Gricel Gonzalez.
Un artículo publicado este miércoles en el periódico oficialista el Granma, detalla que “Los niveles de infestación del Aedes aegypti calificados de alto riesgo, corroboran en Santiago de Cuba que a pesar del extraordinario esfuerzo desplegado a lo largo del año para erradicarlo, aún subsisten brechas en la sólida interrelación exigida entre el personal de la campaña y la población”.El mismo se dedica a hacer énfasis en que la comunidad debe actuar para erradicar los focos de reproducción del mosquito portador.Jose Daniel Ferrer residente de Santiago de Cuba informó a martinoticias.com que durante el mes de noviembre de 2011, se estaba ingresando un promedio de 70 casos diariamente en el hospital Juan Bruno Zayas Alfonso, conocido como Clínico Quirúrgico “al ir en aumento los casos y no tener en los hospitales ni capacidad ni condiciones para tantos ingresos, comenzaron con una variante de ingresos domiciliares. La incidencia supera el comportamiento habitual por lo tanto se considera ya una situación epidémica, ya no es una cuestión endémica, es una cuestión epidémica la que hay con el dengue en Santiago de Cuba”.El director de la Voz de Oriente, Guillermo Espinosa, explicó a martinoticias.com que el problema es que no se están tomando las medidas efectivas para erradicar al Aedes aegypti.Afirma que “las medidas que han tomado son insuficientes y los trabajadores no tienen los medios necesarios, y le están echando la culpa al bloqueo económico.

Sin embargo aquí hay maquinarias que pueden utilizar, muchas se han ido a Haití, muchas se han ido a Venezuela, muchas de estas maquinarias que estaban aquí en Cuba se han ido con los mismos técnicos, han ido a prestar servicios a Bolivia, Venezuela, Nicaragua y Haití que es donde más dengue se ha encontrado”.En el artículo titulado Frente al Aedes Aegypti decide la comunidad, agregan que la doctora Carilda Pena García, directora provincial de Higiene y Epidemiología dijo, “La situación obedece a la falta de percepción del riesgo que entraña el peligroso vector. Todos debemos tener presente que por encima de los hombres y mujeres integrados a la lucha antivectorial, del abate y la fumigación, está el accionar de los moradores, que son quienes conocen mejor sus viviendas, en la destrucción de los reservorios del insecto”.Aseguran en el informe, que Pena García, “está confiada de que ningún otro país del mundo invierte, en medio de la crisis económica, tanto como Cuba para proteger a la población, muchas personas se desentienden de la responsabilidad que les atañe”.Sin embargo, Espinosa aclara que la fumigación es nula, a veces hacen una campaña de fumigación, en un área determinada, dos o tres cuadras, donde hay cuadros de dengue concentrados.Cita de ejemplo la calle San Pedro entre San Francisco y Habana, donde se reportaron casi 40 casos, “los ingresaron en el domicilio, o sea no los llevaban al hospital porque de ingresarlos son casos que tendrían que registrar en los documentos de salud pública”.Espinosa asegura que los insecticidas que se están utilizando no son los “idóneos, los que exterminan a ese peligroso vector, porque es peligroso, porque tiene creada unas condiciones de reproducción insospechables, lo mismo se aloja detrás de un cuadro, que pone su huevo en un lugar que el sabe que va a caer agua en cualquier momento, y ya ahí nació ese mosquito”.José Daniel dice que en las calles no solo se comenta que los productos son de ínfima calidad, “también se comenta que cuando hay un producto medianamente eficaz, generalmente los fumigadores lo utilizan para buscarse un dinero por su cuenta”.La situación se agrava porque las viviendas en el centro de la ciudad son muy antiguas, entre una casa y otra se acumula el agua cuando llueve.“En las casas por falta del abastecimiento continuo del agua, las personas acumulan agua en cuantas vasijas pueden y la tienen acumulada durante días y estos recipientes se convierten en el hábitat donde se reproduce el mosquito Aedes aegypti” anota José Daniel.En municipios como Palma Soriano, Julio Antonio Mella y Palmarito de Cauto se han reportado algunos casos de dengue pero no se está fumigando.En el artículo del Granma, después de hacer énfasis en la necesidad de la cooperación de la comunidad para erradicar al mosquito Aedes aegypti, Carilda Pena García “En este empeño, enfatizó, la acción de la comunidad será siempre el eslabón decisivo en la eliminación de los focos, y el factor más importante en el necesario ahorro, pues la economía del país agradecerá toda acción que contribuya al mínimo empleo de productos químicos, de combustible y movilización adicional de personal”.“En estos momentos la negligencia del gobierno es la causante de los muertos que puedan haber y de los enfermos que puedan haber, nosotros los hacemos responsables de eso” enfatizó Espinosa.

Fuente: martinoticias.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: