En el aniversario 53 de la Revolución Castrista, Cuba sigue sin pan y sin libertad.

El primero de enero de 2012 se conmemora el aniversario 53 de que Fidel Castro derrocara al régimen de Fulgencio Batista el Día de Año Nuevo de 1959. Al llegar a La Habana, Fidel Castro prometió “pan con libertad”. Más de cinco décadas después, muchos cubanos viven hoy sin pan y sin libertad, bajo mayor represión y violencia e incluso con mucho menor bienestar material que muchos de los que vivieron bajo la dictadura de Batista. He aquí algunos datos:En el año 2010 Cuba ocupó el lugar 65 entre las economías mundiales en relación con su Producto Interno Bruto (PIB), pero el 161 en cuanto al crecimiento real del PIB, aunque era una de las primeras economías del Hemisferio Occidental antes de 1959. La producción azucarera de Cuba es solo un ejemplo de cómo Cuba ha retrocedido bajo los Castro. La zafra azucarera cubana promediaba más de seis millones de toneladas antes de 1959, lo que convertía a Cuba en un factor fundamental en el mercado azucarero y de los subproductos del azúcar.

En la zafra de 2008-2009 Cuba produjo apenas 1.4 millones de toneladas de azúcar y a partir de entonces el gobierno ha hecho más drástico el racionamiento de azúcar a los ciudadanos cubanos.Las deficiencias en la infraestructura de Cuba la convierten en una de las naciones más subdesarrolladas del Hemisferio Occidental. En 1958 Cuba tenía 24 automóviles por cada mil habitantes, pero para 1998 esa cifra había bajado a 23 autos por cada mil habitantes. Solo el 49 por ciento de los caminos de Cuba están pavimentados, mientras que en comparación aproximadamente el 65% de los caminos en Estados Unidos están pavimentados. La capacidad de los cubanos para moverse por su país (y viajar al exterior) se complica por las severas limitaciones a su libertad de movimiento, táctica esta empleada solo por los gobiernos más restrictivos en 2011.Cuba no tiene hoy más líneas de teléfono per cápita que en 1958. Ocupa el lugar 209 globalmente en cuanto al número de líneas telefónicas per cápita, con apenas 17 líneas por cada mil habitantes, la más baja del Hemisferio Occidental. En comparación, Somalia ocupa el lugar 195 con 66 líneas por millar de habitantes. Asimismo, apenas cuatro de cada 100 cubanos poseen un teléfono celular, el índice más bajo del Hemisferio Occidental.En 2010 Cuba estaba apenas por encima de Senegal y Paquistán en cuanto al número de casas de familia conectadas a Internet. Cuba alega que tiene 1,678,080 ciudadanos conectados de cualquier forma a Internet, lo que constituye el 15.12 por ciento de la población cubana. Aunque este número es debatible, incluso un índice de acceso del 15% confiere a Cuba uno de los índices más bajos de acceso a Internet en el mundo, y el más bajo del Hemisferio Occidental. Además, los pocos cubanos con acceso a Internet están sujetos a una extrema censura y costos exorbitantes (los lugares de acceso típicamente cobran $5 la hora, pero el salario del cubano medio es de $20 al mes).La tasa de mortalidad infantil de Cuba era de 44.4 por cada mil nacidos vivos en 1962, una de las más bajas del Hemisferio Occidental en aquella época, pero este índice se redujo a 4.6 muertes por cada mil nacidos vivos, a tono con el resto del mundo. La expectativa de vida también mejoró para llegar a 78.26 años en 2007 a partir de 63 años en 1995. Sin embargo, los médicos cubanos están entre los peor pagados en el mundo, ya que cobran $20 al mes lo que los obliga a aceptar sobornos de los pacientes a cambio de atenderlos. La calidad de la atención a la salud para el cubano de a pie está muy por debajo de la que recibe “el turismo de salud” y la disponibilidad de medicamentos básicos para el ciudadano común se reduce casi a cero.Mientras la fortuna de Fidel Castro se calcula en $900 millones, el gobierno cubano recurre al trabajo forzado y a la esclavitud moderna para compensar la falta de desarrollo económico. En 2008, una corte de distrito de EEUU concedió a tres cubanos $80 millones en base a pruebas “abrumadoras e incontrovertibles” de que el gobierno cubano los había enviado a Curazao como trabajadores forzados con el fin de pagar deudas que el gobierno cubano tenía con la Curazao Dry-Dock Company. Lo mismo puede decirse de los médicos cubanos, con muy poca o ninguna libertad de elegir cuando son enviado a “misiones médicas” a Venezuela y otros países a cambio del petróleo venezolano o materias primas y productos importados.En general, Cuba es uno de los países “menos libres” del mundo, con un sistema político represivo unipartidista que no respeta los derechos humanos más básicos. Cuba ocupa el lugar 166 en el mundo en cuanto a libertad de prensa, por debajo de Libia, Somalia, Kasajastán, Usbekistán, Túnez y Viet Nam. En 1958 Cuba tenía en circulación 58 periódicos diarios, pero este número se redujo hasta apenas 17 publicaciones controladas por el Estado en 1992 y se ha seguido reduciendo. Pese a la excarcelación y exilio forzado de varias docenas de presos políticos con largas condenas, Cuba sigue ocupando el primer lugar en el Hemisferio Occidental en cuanto al número de prisioneros de conciencia y se produjeron más de 3,000 arrestos de activistas de derechos humanos solo en 2011.Cincuenta y tres años después que los hermanos Castro tomaron el poder en Cuba, el país sigue estando a la zaga del resto del mundo según numerosos indicadores de desarrollo humano y capital. Las promesas de reforma y desarrollo se han incumplido para la mayoría de la población, mientras que una pequeña élite gobernante conectada a los hermanos Castro mantiene en un férreo puño la actividad cultural, económica, política y social.Al dar el mundo la bienvenida al 2012, la Fundación para los Derechos Humanos en Cuba convoca a los cubanos, a los cubanoamericanos y a la comunidad internacional a exigir cambios fundamentales y progreso, incluida una mayor libertad y respeto a los derechos humanos, para TODOS los cubanos.Las fuentes incluyen: Amnesty International, CIA World Fact Book, Comité Cubano Pro Derechos Humanos, Revista Forbes, Freedom House, Human Rights Watch, International Telecommunications Union, Reporteros Sin Fronteras, el Banco Mundial, la Organización Mundial de la Salud, y el Anuario Estadístico de Naciones Unidas.

Fuente: Fundación por los derechos humanos en Cuba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: