El sindicato único aumenta la presión sobre los trabajadores privados.

La Central de Trabajadores de Cuba (CTC, única) está aumentando la presión sobre los trabajadores privados con vistas a que se afilien, lo que garantizaría controles adicionales al régimen, informaron este martes periodistas y sindicalistas independientes.”Comenzaron las trampas con los cuentapropistas, tienen que afiliarse al sindicato, obligados”, informó en Twitter el periodista independiente Roberto de Jesús Guerra, citando a “sindicalistas que se encargan del trabajo”.Según esa fuente, el cuentapropista que no milite en el sindicato único tendrá que presentar una “declaración” y “explicar los motivos” de su decisión.En Holguín, el periodista Luis Felipe Rojas confirmó a DIARIO DE CUBA la realización de “reuniones sectoriales” con cocheros, barberos, peluqueros y fotógrafos, que fueron citados en cada municipio.

“Les pidieron afiliarse, sin que fuese una obligación, pero les dijeron que si no lo hacen, perderán representatividad ante las decisiones que se tomen en esos sectores”, apuntó Rojas.Luego, los trabajadores fueron visitados en sus casas por un funcionario de la CTC.Actualmente, la cifra de privados ronda las 358.000. Según datos oficiales, en 2012 unas 240.000 personas se sumarán a las formas no estatales de ocupación.
Grupos independientes
María Elena Mir, secretaria general de la Conferencia Obrera Independiente de Cuba, también aseguró que a los cuentapropistas “les están obligando a afiliarse”.”Quieren cobrarle la cuota de la CTC y de las MTT (Milicias de Tropas Territoriales). Tenemos varios casos que se han negado”, señaló la sindicalista.En Matanzas, el ex-preso político Iván Hernández Carrillo, secretario general de la Central de Trabajadores Independientes de Cuba, recomendó a los privados no acceder a las presiones del régimen, porque éste “no defenderá sus intereses”.”Ya hemos organizado varios grupos de trabajadores cuentapropistas, por sectores, gente como los bicitaxistas, que no quieren saber nada de la CTC”, explicó Hernández Carrillo a DDC.De acuerdo con María Elena Mir, el Gobierno “ha soltado una bola caliente para ver la reacción, pero la mayoría no está de acuerdo”.”Era evidente que no iban a liberar sin poner controles. Ese Gobierno no da algo a cambio de nada”, apuntó por su parte Joel Brito, director del Grupo por la Responsabilidad Social Corporativa en Cuba, con sede en Miami.

Fuente: Diario de Cuba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: