Cuesta más comer en las provincias que en La Habana.

“Todo el mundo está descontento, el dinero no le alcanza casi a nadie y la gente lo dice públicamente; todo el mundo se manifiesta de la misma forma: ‘yo no tengo dinero, no me alcanza el dinero, no tengo un kilo, no sé que voy a comer”, señaló Odalis Zulma desde Ciudad de La Habana. La Dama de Blanco declaró a martinoticias.com que el elevado aumento de los precios de los alimentos en la isla afecta a la mayoría de los cubanos, que se sienten “desesperados”, porque “no saben qué van a hacer” para solucionar el problema y alimentar a sus familias.
“La vida en Cuba es muy difícil y muy cara, dificilísima (…) en cuanto a los alimentos, recibimos una canasta básica al mes, que es una posta de pollo por persona, que se la quitaron a los niños para darles un poquitico de picadillo de res (…) y la carne de puerco es carísima”.

Agregó que “los salarios básicamente no alcanzan para comprar ningún tipo de comida”.
En el interior la tarea de conseguir alimentos se torna aún más difícil, tanto por la falta de ofertas como por los precios más caros.
Para el santiaguero Erinaldo Pérez Escalona, la diferencia de precios entre La Habana y las provincias orientales, se debe a que “el poder adquisitivo que existe en Ciudad de La Habana es mayor al de Santiago, donde los precios son más altos”.
Otros como Fidel Mojena, de La Habana, consideran que la desigualdad se debe a que las autoridades quieren mostrar una mejor imagen de la capital debido a la presencia de extranjeros y periodistas en la zona.
En la capital se pagan entre 23 y 25 pesos por la libra de carne de cerdo mientras que en Cienfuegos cuesta 32 pesos y en Holguín, 30.
El periodista independiente Hugo Araña, quien reside en Matanzas, dijo a martinoticias.com que “en La Habana, Matanzas y Pinar del Río, más o menos, los precios están iguales, pero cuando se va para allá para el oriente del país, los precios comienzan a subir, porque aquí (occidente) hay más producción que allá, a pesar de que ellos tienen más extensiones de tierra”.
Los precios fluctúan mucho, por ejemplo: “algunas personas se ponen de acuerdo con agricultores que tienen vacas, y ellos venden la leche a 20 pesos el pepino (vasija plástica), pero en tiempo de sequía puede subir a 30 pesos”, agregó el periodista.
Además, comentó que algunos productos como “las carnes buenas, los bistés se los venden a los Paladares (…) lo que se vende en la plaza es el hígado, patas, huesos con carne, la cabeza del puerco y un poco de pellejos (…) eso es lo que se le está vendiendo por la libre al cubano”.
En la provincia de Holguín el precio de los alimentos va en aumento, afirma Yonart Rodríguez y explica que el nivel de ingresos que tiene el cubano jamás le podría dar para llevar a su mesa un alimento variado “antes vendía el cigarro que le daban por la cuota, ahora, muchas personas que tienen dieta de leche venden los paquetes de leche por fuera, en el mercado negro, y ese dinero lo cogen para comprar el pedacito de carne, las viandas, el arroz”.
“Antes se podía comprar la leche a 2,50 ó 3 pesos el litro, pero ahora la población se ve obligada a pagar el doble”, aseguró el holguinero.
Escuche: a Odalys Zulma
Escuche: a Hugo Araña
Escuche: a Yonart Rodríguez

Fuente: martinoticias.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: